Te invitamos a descubrir algunos de los elementos más destacados que componen el edificio de la Catedral de Orihuela. El exterior está formado por una superficie de sillares lisa que dan al conjunto un aspecto compacto. Aquí encontramos la torre con su característico reloj, las portadas de Las Cadenas, Loreto y La Anunciación, así como el precioso Claustro ajardinado.

En el interior se puede apreciar el arranque de las naves de estilo gótico valenciano, estructura que se rompen por la construcción del crucero y altar mayor, las capillas y los contrafuertes de estilo renacentistas. En el siglo XVIII se produce una segunda ampliación, realizando la capilla de la comunión, sacristía y anteaula y aula capitular en estilo barroco.

LA TORRE Y EL RELOJ

La Torre es la zona más antigua de la Catedral. Comenzó su construcción a finales del siglo XIII y fue en el siglo XIV cuando se amplió tanto en altura como en anchura. Se trata de una construcción de sillares, de planta cuadrangular que mantiene en uno de sus cuerpos la esfera del reloj sobre una balconada (siglo XVIII).

El interior consta de cuatro cuerpos cubiertos por bóvedas de crucería simple y separados exteriormente por unas molduras corridas. En sus distintas plantas alberga: una prisión, hecho este atestiguado en unas curiosas inscripciones realizadas por los presos, la maquinaria antigua del reloj (siglo XVIII), la sala de las campanas litúrgicas, y en la cuarta y última planta se mantiene la campana de las horas (siglo XVI) y el timbre (siglo XVIII). A las diferentes plantas se accede por el interior del monumento gracias a una escalera de caracol de sillería gótica.

En ella se puede observar el paso del tiempo en la construcción, pues en la sala de prisión y en el primer cuerpo de la escalera, en las claves hay sendos escudos del obispo de Cartagena.

ACCESOS AL EDIFICIO

La Catedral de Orihuela consta de tres portadas principales que dan acceso al monumento y de un Claustro exterior por el que también se puede acceder al templo:

Puerta de las Cadenas

Se trata de la portada más antigua, del siglo XIV, de estilo gótico con influencia mudéjar que se puede apreciar gracias al arco polilobulado que mantiene, se encuentra carente de tímpano y parteluz pero mantiene unos capiteles de decoración figurativa.

Esta portada recibe el nombre de puerta de las cadenas por existir en su plaza unas cadenas que rodean la zona denominada antiguamente Lonjeta; zona donde se reunía, en el medievo, el Consell.

Puerta de Loreto

De mediados del siglo XV, en estilo gótico arcaizante, con entrada rebajada por un arco carpanel renacentista ubicado tras la desaparición del parteluz en el siglo XVI. En sus arquivoltas, se encuentran a modo de decoración ángeles cantores y músicos.

La portada de Loreto recibe su nombre por dar acceso a la capilla de Loreto; una capilla propiedad de la Catedral de Orihuela pero que se encuentra extramuros de la misma.

Puerta de la Anunciación

Ubicada en la parte norte, de estilo renacentista, realizada por el arquitecto Juan Inglés (S. XVI). Con disposición arquitectónica en forma de arco de triunfo, en cuyas enjutas aparece representada la escena de la Anunciación: momento en el que el arcángel San Gabriel anuncia a la Virgen María que va a ser madre.

El entablamento del arco está sostenido por columnas pareadas con capitel corintio, entre las cuales se distribuyen dos hornacinas.

El Claustro

El claustro de la Catedral de Orihuela es uno de los espacios más emblemáticos y de mayor belleza de la ciudad.

Se trata de una obra renacentista procedente del antiguo convento de la Merced, donde fue construido hacia 1560 por Hernando Veliz. En 1942, se trasladó a este lugar, donde se ubicaba el fosar o cementerio de la Catedral.

El proyecto realizado por el arquitecto Serrano Peral incluía la ubicación en las dependencias anejas del claustro, del nuevo Museo Diocesano de Arte Sacro y del Archivo Catedralicio.

En su momento se instaló en el centro una cruz de término gótica procedente de la población alicantina de Denia. La actual es una copia de la original, que se conserva actualmente en el Museo Arqueológico de Denia.

Las Capillas

Las capillas de la Catedral son un notable muestrario pictórico con algunas obras de gran valor artístico. Destaca el retablo de santa Catalina (siglo XV) y en la capilla de santa Bárbara el cuadro de la Virgen del Pópulo, obra de influencia italiana del siglo XVI, así como obras de autores como José Sánchez Lozano, Galarza, Francisco Salzillo, Eduardo Vicente, etc.

CAPILLA DE SANTA BÁRBARA

Presidida por una gran imagen barroca de santa Bárbara, es además capilla baptisterial, al tener en ella la pila bautismal, realizada en mármol blanco en el S. XVIII. En la misma capilla destaca un lienzo del S. XVI de escuela italiana de la Virgen del Populo. La capilla fue reformada en el siglo XVI y su bóveda se encuentra decorada por un arco acasetonado.

CAPILLA DE LA SOLEDAD

Capilla reformada en el S. XVI, cuya bóveda está decorada por casetones. Está presidida por la Imagen de la Soledad, obra de José Sánchez Lozano.

CAPILLA DE LA INMACULADA

Capilla gótica con bóveda de crucería, posee un hermoso y gran ventanal gótico, muy vertical. Está presidida por la imagen de la Inmaculada Concepción, obra de José Sánchez Lozano.

CAPILLA DEL CRISTO DEL CALVARIO

Capilla gótica, presidida por el Cristo del Calvario, obra del valenciano Enrique Galarza Moreno. En ella se encuentra la actual cripta de los obispos. Destaca el rosetón que ilumina la capilla y parte de la girola. A su lado se encuentra el acceso a la Sacristía Mayor.

CAPILLA DE SAN JOSÉ

Obra de factura gótica. Presidida por la imagen de san José, cuya peana está atribuida a José Vergara.

CAPILLA DEL ROSARIO

Capilla barroca del S. XVII-XVIII dedicada a la Virgen del Rosario, cuya cofradía (la más antigua de Orihuela, datada del S. XIII hasta su desaparición en 1970) tenía sede en ella, estando a sus pies el vaso de los cofrades del Rosario (lugar de enterramiento de los cofrades). Se trata de una capilla barroca de profusa decoración, con un retablo que cubre toda la capilla, realizado entre los siglos XVII y XVIII por Bartolomé Perales y su hijo. 

CAPILLA DE SANTA CATALINA

Capilla gótica, por medio de la cual se accede a la Sala Capitular. Posee un gran retablo de estilo Gótico, dedicado a la santa y a su martirio. Dicho retablo fue encargado por la Familia Despardes, para la Capilla que poseía en la Catedral (actual capilla del Sagrado Corazón). Prueba de ello es que en partes del guardapolvo campea el escudo de la familia.

CAPILLA DE NTRO. PADRE JESÚS DEL LORETO

Capilla de estilo gótico, dedicada a Nuestro Padre Jesús Nazareno, cuya imagen preside la Capilla y es una imagen del S. XVII de talla completa (pese a ir vestida). El Nazareno se encuentra en actitud de caer al suelo.

CAPILLA DE SAN PEDRO

Posee un gran lienzo dedicado al santo obra del S. XVIII del pintor murciano José Campos. a su derecha se encuentra un gran lienzo de Eduardo Vicente de la Cristo curando a los Leprosos. Al otro lado de la puerta de las cadenas hay otro del Bautismo de Cristo del mismo autor madrileño.

CAPILLA DE LA COMUNIÓN

Capilla de grandes dimensiones, mandada edificar por el Obispo Gómez de Terán en el S. XVIII de conformidad con el estilo neoclásico. Tiene forma ovalada y se accede a ella a través de la Girola de la Catedral, pasando por una reja de estilo gótico. Esta capilla posee tres altares, el Mayor, dedicado a la eucaristía, y uno lateral a cada lado (a la Virgen del Pilar y a las Almas del Purgatorio, estando decorado este último por un lienzo de gran formato del gran pintor madrileño Eduardo Vicente. A sus pies tiene un busto de la Dolorosa de Salzillo.

CAPILLA DE SAN PEDRO

Capilla de estilo gótico, dedicada al Sagrado Corazón de Jesús. Anteriormente era la Capilla de la familia del Cardenal Desprades. Con la desaparición de esta, su patronazgo pasó a la Familia del Duque de Pinohermoso. Posee una bella reja de estilo renacentista, realizada en la primera mitad del S. XVI. Toda ella se encuentra coronada por un frontón triangula, en cuyo interior luce las armas de la Familia Desparades.

LA CAPILLA MAYOR

La Capilla Mayor se encuentra situada en el centro del templo entre el Crucero y la Girola. A diferencia del resto del templo que tiene bóveda de crucería, la capilla mayor posee una bella bóveda estrellada realizada en el S. XV-XVI. La capilla posee un conjunto de rejería de estilo gótico, que circunda toda la capilla, con la excepción de la Reja principal, obra renacentista del S. XVI diseñada por el arquitecto Jerónimo Quijano. En la Calle Central encontramos el medallón de la anunciación de la Virgen (principio de la vida terrenal de Cristo) y en el ático encontramos el Calvario (final de la Vida Terrenal de Cristo). En el s. XVIII se sustituye el retablo que había por uno de talla y escultura de Jacinto Perales.

En el S. XIX el obispo herrero modifica toda la Capilla mayor, con el fin de transformarla al neoclásicismo. Decora el retablo con un óleo de Vicente López Portaña dedicado a la Resurrección de Cristo y la capilla con cuatro obras de este autor entre ellas la Oración en el huerto (cuyo boceto se encuentra en el Museo Diocesano de Orihuela). En la guerra todo esto es destruido y se restaura en 1942 con el fin de devolver el aspecto gótico original, volviendo a resurgir las arquerías góticas.

ANTESACRISTÍA

Se trata de la zona a través de la cual se accede a la Sacristía desde el templo. En ella se encuentra la fuente de la Catedral. Se trata de una bellísima obra barroca realizada en el siglo XVIII en mármol rojo de delicada traza y ejecución.

En ella cuelgan diversos lienzos de la época barroca como San Cristóbal (con un hermoso marco de talla dorada y profusa decoración), la Inmaculada, etc.

A través de una gran puerta de madera tallada se da acceso a la Sacristía.

SACRISTÍA MAYOR

La sacristía de la S. I. Catedral de Orihuela es uno de los pocos ejemplos de planta octogonal que se pueden encontrar en España. Su diseño puede estar influenciado por la sacristía renacentista de la iglesia de Santiago, otra de las parroquias históricas de la ciudad, o relacionada simbólicamente con la idea de salvación. Fue construida en 1721 y dotada de una espléndido mueble de sacristía tallado por José Ganga Ripoll, reputado escultor y retablista del setecientos, colaborador en diversos trabajos del maestro de mayor relevancia en el Sureste, Francisco Salzillo. La estancia está presidida por un monumental armario donde se conservan las reliquias de la Catedral, significativamente, el Lignum Crucis.

ORGANO BARROCO

Gran órgano barroco, transformado en romántico. Fue realizado por Nicolás de Salanova y Martín de Userralade en Valencia en el año 1733. Tiene más de 72 registros, cadereta y gran trompetería de batalla. Todos los tubos son de estaño. A finales del S. XVIII fue transformado el instrumento en romántico.

En el cúspide, el escudo cuatribarrado de la Corona de Aragón. La caja del órgano se trata de una bella obra de talla y escultura de oro fino decorada con policromía. Se trata de uno de los pocos órganos de Europa, cuya parte inferior se encuentra pintada.

EL CORO

Está unido a la Capilla Mayor por la Vía Sacra, obra de forja del S. XVIII.

El coro fue realizado por el escultor valenciano Juan Bautista Borja. Fue encargado por el Obispo napolitano Castilblanc y fue realizado entre 1716 y 1719.

Fue realizado en madera nogal en su color. Se trata de un conjunto de talla de gusto barroco clasicista donde se suceden las líneas rectas con la talla profusa. Cuenta con 45 sitiales destinados a Canónigos, Privilegiados y presbíteros. Así mismo, cuenta con la Silla episcopalicia en el centro del segundo piso.

En los respaldos de todos los asientos se suceden relieves que narran historias bíblicas como la toma de Jerusalén, etc. Sobre la silla episcopalicia se encuentra el conjunto de Cristo Salvador del Mundo.

El coro posee un fascitol del S. XVIII y un atril gótico de 1492.

Todo el coro se encuentra cerrado por una reja renacentista que luce en su parte exterior el escudo de Carlos V mientras que en la interior luce el escudo de la Corona de Aragón. La reja fue realizada por los Franceses Savanan y diseñada por Jerónimo Quijano.

© Diocesis de Orihuela-Alicante 2022